miércoles, 28 de julio de 2010

El SOL Y SU MAGIA

Otorgar poder a nuestros rituales con el Sol 


Cuando uno necesita hacer un hechizo a veces no se puede esperar a que se cumplan ciertas condiciones lunares, es por eso que para estos casos se puede utilizar al Sol. Veamos de que manera.

Como comentaba, a veces, cuando uno necesita realizar un hechizo, no siempre puede tenerse en cuenta la influencia y la energía lunar.
Debido a que a veces el tiempo apremia y que no se dan constantemente las condiciones necesarias para que la Luna, este en el signo correcto o en la fase correcta para poder realizar nuestro hechizo, se puede, sin embargo, utilizar al astro Rey (el Sol), como sustituto de energía a utilizar.

Esto se puede hacer cuando se necesita un resultado más rápido o a corto plazo; generalmente cuando se utiliza la Luna se tiene que aguardar 21 días, un ciclo lunar para empezar a ver resultados.

Esto se puede evitar, si lo que se quiere es un resultado mucho más rápido; ahora una aclaración, la rapidez, no lo hace por completo eficiente, eso hay que tenerlo en cuenta.

Así que a la hora de realizar un hechizo con la energía del Sol hay que tener en cuenta el momento en que el astro se encuentra en el firmamente, pues su energía, puede si no se elige bien el horario del día para realizar el hechizo, estropearnos lo que deseamos conseguir, pues, o es demasiada la energía que nos presta el astro, incinerando nuestro deseo y anulandolo, o en su defecto si lo hacemos en un horario donde su energía esta en baja el efecto del hechizo es ínfimo, por ende el resultado no será el deseado.

El sol, nos ofrece cinco fases todos los días, dándonos así la posibilidad de acomodar nuestro pedido y exigencias entre los diferentes momentos del día.

El Sol emite una energía masculina sencilla, directa, cálida y si se lo quiere decir así con una sensación dorada.

A diferencia de la Luna, el Sol atraviesa diferentes fases cada día, brindando al practicante oportunidades ilimitadas para hechizos inmediatos.

Su amplia gama de propiedades puede propulsar casi cualquier obra mágica normalmente apoyada por la Luna.


La posición del SOL y la magia

SOL del Amanecer: el niño pequeño.

La fase del Amanecer, otorga y presta sus energías para todo los nuevos comienzos, los inicios, los cambios y las purificaciones (nuevos puestos de trabajo, nuevo amor, nuevas relaciones, nuevas perspectivas y decisiones, incluso una nueva vida).

Esta energía puede ser sumamente útil para asuntos relacionados con el rejuvenecimiento, como la esperanza y la confianza renovadas, buena salud e incluso curarse de heridas sentimentales.

SOL de la Mañana: el adolescente.

Durante las horas de la mañana la energía del Sol se expande y se activa y posee mucha más fuerza.

Todo proyecto que requiera crecimiento y expansión de obras se puede aplicar con esta fase solar pues proporciona un excelente momento para los aspectos positivos de tu vida.

También es muy buen momento para resolver situaciones en las que se necesita un poco más de valentía, y se puede utilizar para atraer un poco de calidez y armonía en el hogar, en la familia y en las relaciones.

Esta fase solar, aporta una energía y un poder ilimitados en lo referente al sexo y al romance y también a la mejoras de la situación financiera, así pues que todos aquellos hechizos de esta índole pueden realizarse con esta posición del Sol en el cielo.


SOL del Mediodía: el padre.

El Sol tiene su mayor influencia en su fase del mediodía, brindando un gran caudal energético a lo que se desee realizar.

Así como con ciertos inconvenientes, un poco más complejos de resolver, se suele utilizar la energía de la Luna llena, para los mismos fines podremos utilizar la enería del Sol de esta fase del día.
Nos sirve en asuntos de amor, habilidad mental, finanzas, justicia y protección, otorgando una gran carga, insuperable, de energía para la carga de herramientas y cristales de cuarzo, varas mágicas, inciensarios y calderos.

Muy buen momento para magia que tenga que ver con la salud, el derroche de energía y la fuerza personal; para cuestiones de estudio y de retención de conocimientos, iluminación y magnificar aptitudes.

SOL del Atardecer: el sabio.

Cuando el Sol comienza su descenso, la calidad de su energía cambia volviendose receptiva.

Esta es una buena fase solar para llevar adelante proyectos en los que se necesiten claridad y resolución pero con un cierto toque estratégico y de tacto suave.

Todos los hechizos que tengan que ver con la profesión y como se la lleva a cabo, temas comerciales, lo referente a las comunicaciones y la interacción con otras personas.

Los rituales que tengan que ver con nuevas ideas, aventuras y viajes tienen un buen éxito con la ubicación del Sol en esta posición, también como aquellos que implican la sabiduría, la tenacidad y la capacidad para cortar el engaño y encauzar la chequera.


SOL del Ocaso o Puesta del SOL: el abuelo.

La energía de esta última fase del Sol es muy similar a la que tiene la Luna menguante, debido a este aspecto es un buen momento para simplificar asuntos no resueltos, iniciar una dieta, deshacerse de malos hábitos, alejar el stress, la confusión y la mala salud.

Su energía predominante provee las condiciones perfectas para todos aquellos hechizos que requieren una reducción o un alivio.

Que el poder del sol os otorgue la fuerza...


AWEN...

(El Canto de las Runas)




No hay comentarios:

Publicar un comentario